SABRINA BERTELO

Sabrina Bertelo es sinfín de sentidos. Su obra lo es. Con dos estilos claramente diferenciados (el pop y el abstracto) -y de alguna manera contrapuestos- es muy difícil intentar delimitar su reino. Pero si hiciéramos un pequeño y tímido intento podríamos definirlo en tres palabras: collage, collage, collage.

Collage desde lo formal en sus obras. Pinceladas gordas y tridimensionales que se mezclan con otros trazos, materiales, papeles, retazos , chatarras .Infinitas combinaciones, muchas veces imposibles, que tienden la cama para esas figuritas pop se posen. Figuritas que nos devuelven el paraíso perdido de la infancia. Pero nos lo devuelven manchado, intervenido. Vívido. Ya no es la imaginen nítido y prístina de nuestra juventud, impresas en páginas Technicolor. No. Es la juventud desde el hoy, un recuerdo bello, pero con la impronta que Sabrina transforma desde su interior .
Sus ‘abstracciones’ también se viven del collage. La emoción se plasma mediante trazos y colores que extrañamente se combinan como retazos y vuelven a generar sentido. Dos estilos, ciertamente contrapuestos pero profundamente comunicados.

Para Sabrina, la vida también es un collage. Una caja de mil recortes: estudió diseño industrial y cerámica. Diseñó vestuario y escenografías. Hizo performances. Vivió en Ibiza, Barcelona y varias ciudades de Italia. Ha viajado por NY, Miami, Bucarest , Rio, etc.
Una vida urgente, vital.

Bertelo es una artista que camina a tientas -pero con valentía- en un mundo que duele, y busca, a partir de pequeños retazos atesorados, aquel paraíso perdido que siempre está al llegar.